Esta semana finalizó el Campus del CB Adareva con buenas sensaciones. Los asistentes aprovecharon para exprimir al máximo los conocimientos de Andrew Moran. Consejos, fotografías, autógrafos, risas. Y todos nos marchamos contentos. Andrew, por la buena acogida en su primera experiencia en Europa; Ricardo González Dávila y el Adareva Tenerife porque el Campus ha sido un verdadero éxito; los jugadores y jugadoras participantes porque han aprendido con unas sesiones de entrenamiento y tecnificación dirigidas por un entrenador de nivel mundial. Y porque el ‘clinic’ para entrenadores impartido por Andrew Moran en la tarde-noche del pasado lunes fue calificado de impresionante. Lo bueno de esta despedida es que será un hasta pronto. Andrew Moran promete volver en verano.